lunes, 31 de mayo de 2010

MUSEO DEL ABORTO

Alucinen un poco con la noticia. El premio al Museo Europeo del Año 2010 ha recaído hace un par de días sobre el Museo Austríaco de la Anticoncepción y el Aborto. El museo, único en su género, ha sido galardonado por el European Museum Forum, que trabaja “bajo los auspicios del Consejo de Europa”. Algunos otros museos que han recibido el premio son el Museo de Ciencias Naturales de Bélgica, El Museo Histórico Judío de Holanda y el Museo del Agua Agbar, en Barcelona. El Museo de la Anticoncepción y el Aborto abrió sus puertas en 2007 con el objetivo de concienciar a la población sobre ambos temas. En la página web los directivos aseguran orgullosos que el museo proporcionará al visitante todos los conocimientos sobre métodos anticonceptivos, leyes que permiten poner fin a un embarazo, el debate político en torno al aborto, así como ilustraciones y métodos de abortos. Christian Fiala, el ginecólogo que ha creado el museo, asegura que “la exposición ayuda a tomar conciencia de la importancia de la prevención de los embarazos no deseados, asunto sobre el que hay un tremendo desconocimiento en Austria”. No se confíen en que son rollos europeos. Al paso que vamos, cosas peores veremos aquí en España y en Latinoamérica.