martes, 1 de junio de 2010

IGNACIO VICENS: "LA IGLESIA DEBE VOLVER A LA VANGUARDIA ARTÍSTICA"

Apasionante conversación entre el genial arquitecto español Ignacio Vicens y la periodista de El País Patricia Gosálvez sobre la Parroquia de Santa Mónica de Rivas Vaciamadrid dentro de la sección del periódico de PRISA "Si los edificios hablasen...". Edificio singular para un municipio socialmente singular gobernado por Izquierda Unida donde existe hasta una oficina de apostasía. En la fachada de la misma hay un grafiti: "La única iglesia que ilumina es la que arde". Algunas ideas y reflexiones de Vicens sobre su premiada y peculiar iglesia vanguardista: "En el siglo XV los campanarios tenían sentido, ¡pero hoy tenemos teléfonos móviles! Lo que me preocupa como católico y como arquitecto es devolver la Iglesia donde siempre ha estado: a la vanguardia de los movimientos artísticos. Los templos más modernos se construyeron en la posguerra pero tras el Concilio Vaticano cuando llegó la oportunidad de revolucionar la arquitectura sacra, parte de la Iglesia se asustó. El miedo forma parte, junto al odio y la ignorancia, de lo que llamo la tríada castrante. El templo es donde el pueblo de Dios celebra gozosamente los misterios de la redención. Es decir, un espacio comunitario y alegre, no un lugar siniestro. Yo, con el miedo al que dirán, me fumo un puro. Ya lo digan los arquitectos, los obispos o el Opus Dei (él es miembro numerario). El Opus no piensa, no es un ente, hay miembros que creen que estoy pirado, y otros que soy genial".