domingo, 20 de junio de 2010

UN ENCUENTRO CON LA MADRE TERESA DE CALCUTA

La epopeya del cardiólogo de la madre Teresa de Calcuta la ha contado con brillantez hace unos días en diversos semanarios internacionales el buen periodista y contador de historias Ryan Lobo. Todo nace de un encuentro fortuito con esta Santa de los más pobres. Aquí va un pequeño fragmento de su relato: "Mientras se encontraba en la unidad de cuidados intensivos, convaleciente tras haber sufrido un ataque al corazón, Madre Teresa se fijó en que su cirujano, el doctor Devi Shetty (1955, Mangalore, India), estaba examinando a un bebé. Después de observar con qué interés se ocupaba del niño, se volvió hacia el médico y le dijo: “Ahora me doy cuenta de cuál es su destino: aliviar el dolor de los niños con enfermedades cardíacas, Dios le ha enviado a este mundo para ponerles remedio”. El doctor Shetty afirma que es el mejor halago que ha recibido en su vida. “Para mi conocer a la madre Teresa fue como conocer a Dios en carne y hueso. Me produjo una impresión de las que duran para siempre”. Un retrato de la consumida monja albanesa adorna una mesa auxiliar de su despacho. Cada día, antes de empezar a operar en su hospital cardiológico –el Narayana Hrudayalaya (Bangalore)-, el médico se postra ante la fotografía de la Madre Teresa y le reza una oración. Este generoso médico realiza alrededor de 600 operaciones de corazón a la semana. Su lema: “No rechazamos a nadie por falta de dinero”.