sábado, 1 de mayo de 2010

EL SUICIDIO DEMOGRÁFICO DE ESPAÑA

Interesantísima serie de dos artículos en Expansión del consultor Alejandro Macarrón Larumbe sobre el gravísimo problema demográfico al que se enfrenta actualmente España. Aportando datos, cifras y estadísticas impactantes, se analiza la evolución demográfica reciente de nuestro país, las previsibles consecuencias que tiene para nuestra economía y los posibles remedios y soluciones.
El problema: "No es un problema exclusivo de España, sino de casi todo el mundo desarrollado y en desarrollo, pero aquí es particularmente agudo. Nuestras tasas de natalidad son tan raquíticas que equivalen a un suicidio demográfico a cámara lenta del pueblo español. Y nos abocan a una estructura de población cada vez más envejecida y probablemente menguante, con consecuencias muy ingratas en materia económica y social. Es algo que no parece preocupar lo debido a los españoles y a sus clases dirigentes e intelectuales, a juzgar por lo poco que, para su enorme gravedad, se habla y publica sobre esta cuestión, y lo poquísimo que se hace para tratar de solucionarla".
La solución: "¿Qué hacer ante la decadencia a que nos aboca nuestra lamentable evolución demográfica, que amenaza gravemente el futuro de nuestro sistema de pensiones, la sanidad pública y nuestra prosperidad económica en general, y conduce a la despoblación de amplias zonas de España y a un número creciente de conflictos entre “civilizaciones” en suelo patrio?. La única solución buena ante el tsunami de canas en ciernes es que la mejora de la natalidad se convierta en prioridad nacional para nuestras clases dirigentes, y los españoles en edad fértil recuperemos el lugar que nuestros antepasados otorgaban a tener hijos entre sus grandes objetivos vitales".