miércoles, 25 de febrero de 2009

SLUMDOG MILLIONAIRE

Definitivamente hay que ir al cine a verla. La crítica y los premios la avalan rotundamente. Ganadora de ocho oscar, cuatro globos de oro y siete premios bafta, se trata, sin duda, de una de las mejores películas del año y merece la pena invertir tiempo y dinero en ella. Una sencilla y deliciosa historia que te hace levantarte de la butaca cargado de optimismo, con una amplia sonrisa y que, frente a tanto mal, podredumbre y miseria, te devuelve la esperanza en la capacidad de hacer el bien del ser humano. Slumdog Millionaire es una película vitalista, positiva y entretenida. Y ése es su verdadero secreto. Si echan un vistazo al trailer se harán una idea de lo que les cuento. Se nota que su director Danny Boyle es católico y tiene Fe. En unas recientes declaraciones ha asegurado que cree en la Providencia, ya que en la vida "nos pasan cosas que no se explican científicamente. De hecho, el destino y la Providencia han tenido su papel en la propia realización de la película". Probablemente ése sea el transfondo esperanzador que intenta transmitir la cinta además de reflejar las fuerzas contrapuestas del consumismo frente a lo espiritual del hombre. Desde luego la historia es propia de un cuento de hadas: un joven de los suburbios de Bombay, Jamal Malik, triunfa en el famosísimo concurso de televisión "¿Quiere usted ser millonario?"gracias a su ingenio y experiencia de la vida. "El secreto del éxito de Jamal no es su ambición desmedida, sino la nobleza de sus propósitos y su fe en el poder del amor". El mensaje final de la peli se resume así en boca de su afamado director: "Lo verdaderamente importante es respetar la vida y amar a los demás". Como para no perdérsela.

4 comentarios:

amor y libertad dijo...

"su fe en el poder del amor"

comparto esa fe

un saludo

victoria luque dijo...

Ya había oido hablar de ella. Hace muchísimo que no voy al cine, pero lo intentaré. saludos.

Marisol C. dijo...

Amigo Gaudencio, me gustan los mensajes de la peli "en cursiva". No me gusta la TV. Hace años que no veo un concurso. Pero esto tiene buena pinta. Me parece entender que la experiencia del pasado ayuda a Jamal a vivir el presente que le abre a un futuro feliz. Esto no sólo pasa con el dinero. ¿Puede querer ir más allá Danny que cree en la Providencia? ¡Que bueno! No se si tendré tiempo para ir a verla, pero amigo, te agradezco el mensaje. Es una buena forma de terminar el día. Deseo convertir en energía el Amor que recibo de Dios para compartirlo. ¡Buenas noches!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Llámalo prejuicio si quieres...pero la verdad es que no me atrajo mucho ver Slumdog Millionaire (aunque respeto su factura que la hizo ganadora de tantos Premios Oscar).

Bollywood hace las cosas más simples, ¿no? Y ciertamente que, por muchas ganas que se tenga de conseguir algo, la conducción de la fe es importante en ello. Saludos afectuosos, de corazón.