viernes, 6 de noviembre de 2009

SACERDOTE: SIGUE TU CAMINO

Ya que estamos sumergidos de lleno en el "Año sacerdotal" vamos a recordar un fragmento de una película típicamente hollywoodiense en la que el gran cantante y actor Bing Crosby interpreta a un sacerdote netamente católico. Tal y como se reseña en gudnius también hubo un tiempo en el que los sacerdotes que salían en las películas más exitosas no eran retratados exclusivamente, como pasa hoy en día, como tipos siniestros, borrachos, depravados o freakys. Eran gente ejemplar, simpática, alegre, humanamente atractiva, encarnaban un modo de vivir positivo y esperanzado y se acercaban bastante más a la realidad de lo que es y significa el ministerio sacerdotal. La escena que van a ver pertenece a “Going My Way”, dirigida en 1944 por Leo McCarey. Tanto él como Crosby nunca tuvieron el más mínimo problema en ser reconocidos o catalogados como felizmente católicos. Todo lo contrario. “Siguiendo mi camino” fue la película más taquillera de 1944. Obtuvo 7 óscars, incluyendo el de mejor película, mejor director, mejor actor y mejor canción por la célebre "Swinging on a Star". El propio Bing Crosby fue a Roma a proyectar la cinta al Papa Pío XII. Todo un clásico del cine.