jueves, 19 de noviembre de 2009

DEFENSA DE LA VIDA DESDE LA IZQUIERDA

Pediatra y neuropsiquiatra, Paola Binetti dio el salto a la política tras el referéndum italiano sobre la ley de fecundación asistida. En Italia, se ha hecho famosa por defender la vida desde las filas del Partido Democrático de centro-izquierda. Hace unos días ha participado en Zaragoza en el IV Congreso Internacional Provida que, sospechosamente, ha tenido más eco y repercusión fuera de nuestras fronteras que en nuestro país. Benetti asegura en una interesante entrevista en Aceprensa que el bipolarismo izquierda-derecha sigue teniendo mucho peso en el debate sobre el aborto y por eso está mal planteado: "La izquierda no se ha inclinado por el aborto, sino por los derechos individuales. Y aquí se ha producido una deformación: es un error plantear el debate sobre al aborto desde la perspectiva exclusiva del derecho a decidir de la mujer. Hay otra parte implicada y, por eso, el debate debe plantearse teniendo en cuenta el derecho a la vida de todos. Como el hijo es tan pequeño, la sociedad debe protegerlo y conservar su derecho a la vida. La izquierda se ha equivocado al presentar el aborto como un símbolo de los derechos humanos. No podemos limitarnos a defender el derecho a la vida del más fuerte (la mujer), mientras anulamos el del más débil (el hijo). Si continúa por este camino, la izquierda terminará convirtiéndose en un movimiento radical que nada tiene que ver con los ideales de inclusión, protección del más débil, lucha contra la pobreza, promoción social... Esta contradicción interna ya está pasando factura: no es casualidad que la izquierda haya perdido las elecciones en toda Europa. Desde un partido de izquierdas, se puede defender la vida con intensidad".