sábado, 7 de noviembre de 2009

MENSAJES DE ELENA DESDE EL CIELO

La historia de Elena Desserich la hemos conocido a través de uno de los míticos informativos de la televisión norteamericana, el "Good Morning America". En España ha corrido por internet como la pólvora. Elena era una guapa niña de cinco años a la que diagnosticaron un inoperable cáncer cerebral. Durante sus útimos 255 días de vida se dedicó a dibujar y escribir mensajes y notas de cariño secretas para sus padres y su hermana Gracie. Después, sin que ellos lo supieran, las escondió en los lugares más recónditos de la casa para que, con el paso de tiempo, las descubrieran cuando ella ya estuviera en el cielo: en una vieja maleta, la carátula de un cd, el cajón del cuarto de juegos, una mochila, el fondo de una anticuada vajilla... Sus progenitores tuvieron tiempo de explicarle en qué consistía su enfermedad y cómo, cada día de más, había que vivirlo como un auténtico regalo del cielo. Así hizo una lista con todas las cosas que le quedaban y quería hacer: esquí acuático, conducir un coche, pintar, escribir y hasta bailar con su padre un último vals... y la verdad es que casi todas las pudo ir cumpliendo, poco a poco. A pesar de la paulatina pérdida de movilidad y su limitación personal Elena dejó cientos de papeles escondidos en toda la casa para su familia. Así lo recuerda su madre: "Al cabo de unos meses estábamos moviendo unas cajas olvidadas y entre algunos libros se desprendió una nota. Cada vez que encuentro y leo uno de sus mensajes es como si sintiera un abrazo de mi pequeña". Elena murió en agosto de 2007. Ahora sus padres han publicado un libro recopilatorio con la mayoría de los dibujos y mensajes llamado: "Notes Left Behind" ("Notas dejadas para después"). La recaudación económica que se obtenga de la venta en todo el mundo se va a destinar íntegramente a la lucha contra el cáncer infantil. También lo pueden comprar aquí.