jueves, 25 de diciembre de 2008

¡FELIZ NAVIDAD!

A pesar de que hoy es Navidad algunos periodistas insisten en poner la lupa en los lugares, historias, frases o actitudes más desesperanzadoras que tiene la realidad y que sólo demuestran las nefastas consecuencias que tiene el mal uso que se puede hacer de la libertad humana. Y para algo bueno y alegre que se puede contar en un día como el de hoy, como son las preciosas palabras que ha pronunciado el Papa en Roma sobre el auténtico sentido de la fiesta, hay quien opta por el catastrofismo más tétrico como el de este titular, nada navideño, de los chicos de El País en su edición digital: "El Papa advierte de que el mundo se encamina a la ruina". Como ustedes podrán entender cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Falso de toda falsedad. Yo, que acabo de intentar rezar con ese texto de la homilia de Benedicto XVI, les confieso que es el último titular que hubiera elegido para firmar la información. Fundamentalmente porque falta a la verdad. Precisamente lo que ha dicho el Papa es que si cada uno piensa sólo en sus propios intereses, en vez de pensar y amar a los demás, el mundo se encamina a la ruina. Todo lo contrario a lo que ocurre en Nochebuena con el acontecimiento que cambia el mundo para siempre. Afortunadamente la Navidad nos anuncia que la gracia de Dios ha aparecido en el mundo, que todo un dios se ha hecho hombre, y por eso es la fiesta de la luz y de la alegría. Y así, a la luz del pesebre de Belén, encontraremos otras muchas e interesantes historias, aunque algunos se empeñen en no verlas, que nos invitan a seguir creyendo en el amor y en la esperanza. Algunos ejemplos de hoy mismo: la valiente decisión de un ciudadano belga que ha donado la mitad del premio del euromillón a los pobres de su ciudad, la generosa invitación a cenar en nochebuena de un empresario de Lepe a más de doscientos inmigrantes, el alentador testimonio de conversión de una de las mejores tenistas del mundo como es Mary Pierce o que esta es la navidad más alegre, tranquila y pacífica en la ciudad de Belén de los últimos años. Y si encima repasan cada una de estas noticias con la cuidada y brillante selección musical que ha realizado nuestro querido blogger hondureño, Fran Molina, mejor que mejor.
¡Feliz y Santa Navidad para todos!

1 comentario:

lahermanapequeñaja dijo...

Queridos todos los amigos del blog de Gaudencio. ¡FELIZ NAVIDAD! Que el Niño nos pegue un poco de su alegría y ternura, que la Madre nos contagie un poco de su sorpresa y que el Padre nos ayude a quitarnos la cara de "bobos" ante tanta Felicidad.

A mi familia ha llegado un niño el día 16 y nos ha llenado a todos de ilusión y mucha alegría, que quiero compartir con todos vosotros.

Nos encontraremos en el 2009 con energías renovadas para seguir viviendo y compartiendo.

Un abrazo y ¡felices días!