jueves, 9 de abril de 2009

NO SE LO DIGAS A MAMÁ

Con este sugerente título la guapa y navarra periodista de televisión Mariló Montero, conocida indefectiblemente por ser la mujer de Carlos Herrera, escribe un valiente artículo en el Diario de Sevilla cargado de sentido común. Desde la óptica de una madre que ha criado a hijos adolescentes muestra su perplejidad por el "alegre" anuncio de la ministra Aído de una ley que va a permitir que una menor pueda abortar con 16 años. Muy recomendable: "Me gustaría saber quién le va a informar a una adolescente de dieciséis años de que si se queda preñada puede abortar sin decírselo a los padres y también en quién se va a apoyar ante semejante circunstancia. ¿En la mamá-administración, o en su mejor amiga, con la que intercambia los vaqueros e inventa en su habitación coreografías de Beyoncé? Me gustaría saber si esos expertos conocen lo que es ser padres y las complicaciones a las que nos enfrentamos para conquistar la confianza de nuestros hijos en la difícil adolescencia. Me gustaría saber el protocolo de actuación que se llevará a cabo cuando una niña de dieciséis años acuda al centro para abortar y cómo será tratada. Me gustaría saber qué pretenden con esta propuesta de ley, que autoriza a que se rompa la confianza entre hijos y padres. Y me gustaría saber qué se pretende de los padres el día que nuestra hija decidiera abortar en soledad. ¿La recibimos con un aplauso? ¿Le damos sopa caliente? ¿Le preguntamos si llegó a ponerle nombre? ¿O quién habría sido el padre? ¿Debemos obviar el tema, o celebrarlo con una barbacoa? ¿Trae esas instrucciones la nueva reforma de la ley del aborto? Una cuestión más: ¿meterán en la cárcel a una madre que le discuta esa decisión a su hija adolescente? O es la ley del "no se lo digas a mamá porque no la necesitas". Señorita Aído, me gustaría saber si mi hija ha abortado sola. Porque soy su madre".

2 comentarios:

MARISELA dijo...

Valiente exposición de ideas. Creo que deberían leerlo todas las madres que aún siguen apoyando leyes que van en contra de ellas mismas, mujeres a las que se está engañando desde el gobierno, con la creación de un Ministerio de Igualdad que no hace nada...nada más que gastar dinero público.
Abrazos en J y Mª. Que tengas una bonita Pascua.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Una de dos...o se reduce la mayoría de edad para otros aspectos o se equipara la edad para abortar sin consentimiento con la mayoría de edad. En este punto puedo estar de acuerdo contigo de que es muy posible que a los 16 años no se tenga la madurez necesaria para decidir por cuenta propia.

Se toca un punto...desde lo estrictamente legal, claro. No se puede encarcelar a un padre por discutirle a una hija sobre su posible aborto...distinto es que el padre impida, una vez que la ley se apruebe de esa forma, el libre ejercicio de la muchacha.

Saludos afectuosos, de corazón.