martes, 28 de abril de 2009

GUSTAVO BUENO Y EL ABORTO

Interesante entrevista en La Nueva España al polémico y excéntrico filósofo asturiano Gustavo Bueno sobre la nueva ley de plazos del aborto que pretende poner en marcha, en breve, en España el gobierno socialista. Bueno afirma que desde sus postulados materialistas llega a la misma conclusión que la Conferencia Episcopal desde la verdad revelada: no al aborto: "No es una cuestión religiosa. Ni de izquierdas y derechas. Cuando ZP ganó las elecciones por segunda vez hace poco más de un año reunió a sus huestes y les dijo que había que dar un giro a la izquierda, así que iba a replantear la cuestión del aborto. ZP identifica el aborto como una seña de identidad de la izquierda. Oponerse sería el signo del clero reaccionario. Menudo argumento, menuda calaña. No saben nada. Da tanta pereza argumentar contra esos disparates que sólo provocan desprecio. Pero hablar de propiedad del cuerpo es individualista, lo contrario del socialismo". Asegura el profesor emérito de la Universidad de Oviedo que en este asunto hay posturas muy definidas pero que son defendidas con ideas muy cortas: "Las mujeres no tienen derecho a abortar, tienen la obligación de no abortar. El genio de Caamaño, el ministro de Justicia, dice que si pueden casarse a los 16 años también pueden decidir abortar. Confunden el tocino con la velocidad. Pondría multas durísimas a las que abortan por negligentes, por el despilfarro económico. La ministra Aído habla como una esclava, dice que tiene derecho a su cuerpo. Eso sólo lo decían los esclavos que no tenían otra cosa. ¿Qué derecho?, ¿natural o positivo? Si es natural no vale para un socialdemócrata, racionalista y progresista. Sería sólo una fantasía metafísica. El derecho siempre es positivo. Tendrá derecho a abortar cuando una ley lo permita. Decir que tiene sin más derecho es pedir el principio. Si lo tiene es porque se lo damos. Afirman que es una cuestión democrática, que el pueblo lo quiere. Entonces, si en el futuro el pueblo no lo quiere, se quita ese derecho y en paz". Ya se ve que la defensa de la vida no es una cuestión exclusivamente religiosa como nos quieren hacer creer determinados mensajes políticos. En medio del debate excesivamente ideologizado y visceral que impregna la opinión pública española se agradecen las reflexiones cargadas de sentido común del viejo profesor.

4 comentarios:

MARISELA dijo...

Esto es buenísimo, aclarar que no es sólo una cuestión de "los curas" y las beatas. Que la vida hay que defenderla con todo. Habla muy claro este filósofo. Saludos.

eligelavida dijo...

Hola. Tienes un premio en mi blog. Un abrazo.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Y si Zapatero dice que tirarse de un edificio es seña de identidad a la izquierda, ¿es que todos se van a colgar de eso?

Una vez más, cuando es de conveniencia de las ideas ultramontanas, se cuelgan de posiciones políticas o filosóficas.

Antes de despedirme...bueno, quizás estarás algo molesto con mis intervenciones mayoritariamente en contra de tus pareceres; pude no haberlo hecho, pero meses atrás me dejaste un mensaje y no había podido devolverte la visita. Aquí me tienes, tú decides si seguimos visitándonos o no.

Saludos afectuosos, de corazón.

Anónimo dijo...

Realmente interesante las reflexiones del profesor... ¿son derechos por ley, los derechos fundamentales? Así quedarían definitivamente relativizados al consenso, banalizados. Y esto sería válido para cualquier principio de la ley natural. Metafísicamente inteligente y genial...

zurbaránen