martes, 16 de octubre de 2007

DILEMA

Tengo que tomar una determinación. Me han vuelto a robar por cuarta vez la antena de radio del coche. Frente a esta tesitura cotidiana y habitual en todo conductor que se precie hay dos posturas representadas por sendas escuelas filosóficas entre las que ahora me debato. La que propugna la bondad de los hombres, la fidelidad a los concesionarios de coches y el no "ojo por ojo" (y que aboga por la compra de otra antena nueva y santas pascuas) y la que anima con entusiasmo a seguir esa cadena de birlamiento de antenas de coche bajo la máxima: "El que te la ha robado a ti ha sufrido otro robo similar y tú has de hacer lo mismo para equilibrar la injusticia" (y por supuesto te conmina a robar otra a otro coche y quedarte tan pancho).
¿Qué hacer?.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Mángamela a mi y luego yo te la mangaré a tí.
JSC

Anónimo dijo...

Compra una nueva y pégala con superglue tres!!!!
Berzas

Anónimo dijo...

TIENES QUE IMPREGNAR TODA LA ROSCA DEL ZUPERGLÚ Y POSTERIOREMENTE ENROSCAR EL MACHO EN LA JEMBRA. ASÍ ASÍ!

Anónimo dijo...

Es mejor que te compres un coche nuevo con antena antirobo. Te sale más rentable y honesto.
Jota!

Anónimo dijo...

La cuarta vez? pero tú por dónde andas, chaval? no conozco a nadie que le roben las antenas...

Anónimo dijo...

¡Fijo! Eres un quinki! por qué barrios y lugares te mueves con el bugalari? Deja la antena y desintonízate. A mi me paso pero sólo una vez y en´Córdoba!
Ánimo, guapa!
Lucas

Anónimo dijo...

Ni se te ocurra ponerle superglue, porque si te la intentan volver a robar te hunden el techo como vi yo a uno en un concesionario que tuvo tan " Brillante" idea
J@tx

gauden dijo...

Al final me he comprado una nueva. Siento decepcionar a parte de la parroquia bloguera. La rectitud y la honradez me persiguen. Encima no le he puesto super glue porque no quiero quedarme sin techo.
Besos de esos!