martes, 28 de julio de 2009

REZAD POR FELIPE MASSA


"Por favor, rezad por Felipe, os lo pido, seáis de la religión que seáis". Ha sido la estremecedora petición que ha hecho Rafaella, la esposa de Felipe Massa, justo antes de subirse al avión que la iba a trasladar desde Brasil hasta Budapest. A primera hora de ayer, con los ojos hinchados después de una noche de viaje y en vela, llegaba a la unidad de cuidados intensivos del hospital AEK de Budapest. Embarazada de cinco meses, la mujer del piloto de Ferrari, ha hecho esta petición a todas las personas de buena voluntad. Todo ello después del espectacular accidente en el que un muelle despedido desde el coche de Rubens Barrichello (como se puede ver en el video) golpeara en el casco de su marido durante los entrenamientos del Gran Premio de Hungría. El resultado del último escáner, un TAC, ha descartado daños cerebrales y neuronales, como se llegó a temer en un primer momento. Los últimos informes destacan que el piloto se encuentra estable dentro de la gravedad, todavía en la UCI y con respiración asistida por oxígeno. Se le mantiene sedado, en estado de coma inducido, como lo mantendrán las próximas 24 horas, a la espera de que su estado evolucione favorablemente. Querida Rafaella, cuentas con nuestras mejores oraciones.