domingo, 5 de octubre de 2008

CARTA ABIERTA A GASPAR LLAMAZARES

A continuación reproducimos una carta abierta que ha escrito Pedro Aliaga (religioso trinitario español que vive actualmente en Roma) a Gaspar Llamazares y ha enviado al diario ABC. No tiene desperdicio. De verdad merece la pena leerla: "Sr. Llamazares: leo en la prensa que ha cursado solicitud formal para retirar la cruz y la Biblia de las juras de cargos públicos ante el Rey, y que está preocupado porque aún quedan cruces en los colegios y desfilan militares en las procesiones. En Italia, donde vivo, esa cuestión quedó zanjada con la sentencia judicial favorable al mantenimiento de la cruz en los lugares públicos porque se trata de un símbolo referente para la cultura italiana. Sin embargo, para usted no es así, y cree que se trata de un atentado a la laicidad del Estado. Le pregunto: ¿va usted a pedir la retirada de nuestros museos, como ofensivos, de los Cristos de Velázquez o de las Vírgenes de Murillo? ¿Usted se va a presentar a trabajar en el Congreso el día de Navidad, por la terrible injusticia que representa el descanso para todos los españoles del día del nacimiento de Cristo? ¿Se va a aupar a la torre de la catedral de Toledo, para tapar sus cruces, que ofenden los aires de los millones de turistas que visitan la ciudad? ¿Se va a emplear con los billetes de 20 euros por representar la ventana gótica de una catedral europea, intolerante muestra de agresión religiosa? ¿Va a pedir prohibir la Semana Santa de Sevilla, la Romería del Rocío o de San Isidro, por su carga de ofensiva católica en las calles que a todos pertenecen? ¿Pedirá la retirada de nuestras bibliotecas, estatales y que pertenecen a todos, de las obras de Gonzalo de Berceo, de Lope de Vega y de Galdós, por su propaganda clerical, impensable en un Estado laico? ¿Borrará al Magistral de La Regenta? ¿Pedirá que la Real Academia declare que las Glosas Silenses y Emilianenses ya no son los testimonios más antiguos del castellano? ¿Borrará los apellidos de Navas de San Juan o de Villanueva del Arzobispo, o se empleará con los nombres de San Sebastián o de Sant Feliù de Llobregat por imponer a todos los ciudadanos un membrete con creencias religiosas adheridas? ¿Raspará con su cincel las cruces de Calatrava o de Santiago de los escudos municipales? ¿Liberará al cochino de San Antón de la oscurantista gorrinera católica, o pedirá usted que la pava de Cazalilla sea arrojada desde la Casa del Pueblo, en vez del campanario de la parroquia? ¿Empezará una cruzada para que el “Viva San Fermín” se transforme en un “Viva la serenidad laica de un Estado igualitario en sus manifestaciones lúdicas y/o festivas”? Señor Llamazares: le aconsejo que, antes de que su partido desaparezca definitivamente del Congreso, haga lo posible por cambiar su nombre en el registro civil, pues es indigno de un Estado como España que usted se llame Gaspar, como uno de los Reyes Magos, con evidentes reminiscencias católicas y monárquicas que pueden ofender al pueblo al que usted representa".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gaspar tiene razón. La separación iglesia-estado debería ser un hecho hace muchos anos, claro que no tantos como los que llevan muertos los Velázquez y Berceos. A pesar de listados más o menos exhaustivos, ni un solo argumento para que se queden los símbolos religiosos en lugares públicos. Vente p'a Teheran, ahí sí que saben.

Anónimo dijo...

Yo diría la palabra cultura, no "iglesia-estado". No tiene mucho sentido.
Me parece muy buena la carta de este hombre y por supuesto lo de que si a mí o a cualquiera me molesta que se llame Gaspar, pues ale! yo le sugiero a este hombre de mal, a Llamazares, que desaparezca del mapa, tío que me molestas.

Anónimo dijo...

Qué comentario más infantil, anonimo segundo............

Kepa Sesma dijo...

Gaspar tiene todo el derecho cursar esta peticion, al igual que los que no la comparten a decirlo o a hacer peticiones en otro sentido. Veo en esta carta que se confunde el sentido de la peticion hecha por Gaspar, ya que esta no pide borrar de la historia pasada los signos de la iglesia catolica, ni siquiera del presente. Busca separar estado e iglesia catolica, ya que el estado gobierna sobre todos los españoles, y no solo para los catolicos. Yo comparto con Gaspar que en la jura de cualquier cargo publico no deberia hacerse referencia a ninguna religion, estas que se dediquen a otras cosas y no a la politica. Pero tambien me da la impresion de que en esta carta rezuma cierto tufillo de miedo a perder un poder politico que viene disfrutado la Iglesia catolica desde epocas Franquistas y que actualmente se va debilitando. La Iglesia Catolica debe acostumbrarse a convivir con otras religiones, cada vez mas populares en nuestro pais y no tener miedo a perder esa egemonia religiosa de otras epocas.