lunes, 11 de enero de 2010

GUSTAVO BUENO: "HAY MÁS CORRUPCIÓN EN LA LEY DEL ABORTO QUE EN EL CASO GÜRTEL"

Gustavo Bueno acaba de publicar en Temas de Hoy un nuevo libro titulado: "El fundamentalismo democrático" para tratar de explicar una de las máximas del "pensamiento único dominante" según la cual "la democracia es casi la única forma de Estado verdaderamente humana que da la libertad, la igualdad, la fraternidad...". A sus 85 años, el que durante casi cuatro décadas fuera profesor de Filosofía en la Universidad de Oviedo, saca a la luz más de 400 páginas en las que somete la democracia española a un riguroso examen conceptual asegurando, desde luego, que no es la panacea. "La prueba es que cuando alguien quiere encarecer algo, revalorizarlo, dice «música democrática», «solidaridad democrática»... yo que sé, todo es democrático. Hay un ejemplo muy conocido, que ya es el colmo. Cuando el PSOE ganó las elecciones de 2008, Zerolo dijo que le producía «orgasmos democráticos». Ahí está dicho todo como una especie de éxtasis". Lo entrevista Pablo Álvarez en La Nueva España. Tal y como ya contamos en este mismo blog el excéntrico pensador riojano está muy preocupado con la aprobación de la nueva ley del aborto y por ello le ha dedicado un capítulo entero en esta nueva obra. Sus palabras, una vez más, no tienen desperdicio: "Personalmente, yo veo más corrupción en la ley del aborto, que no es corrupción delictiva y que nadie lleva a los tribunales, que en el «caso Gürtel» o en cualquier otro asunto. Porque afecta mucho más a todo lo que puede considerarse justicia y sobre todo comprensión racional de la situación. En el libro dedico un capítulo a la ley del aborto. Intento demostrar que la ley de plazos del aborto es completamente inadmisible desde el punto de vista biológico, no tiene nada que ver con la religión ni nada de eso. A mi juicio, introducir plazos en el proceso de la ontogénesis es completamente artificioso, externo y no se justifica de ninguna manera. Por la misma razón por la que se dice que a las 14 semanas se puede abortar puede decirse a las 30 semanas e incluso a los tres años del infante. Hay una corrupción en la fundamentación de la ley del aborto, y esa argumentación no vale para nada. Los que han llevado adelante la ley, la Bibiana y compañía, se creen que están poniendo una pica en Flandes. Eso es lo peor. Están completamente desorientados, pero tienen un aparato democrático y ayudados por una mayoría en las Cortes, logradas muchas veces con coaliciones, aprueban una ley que a mi juicio es un monstruo, y queda democráticamente aprobada. ¡Otra vez la democracia! Es una ley democrática: pues vaya cosa que me dice usted".