jueves, 13 de marzo de 2008

ESTÉTICA POLÍTICA: SON SOLES

Me preocupa no haber oído ninguna crítica fundamentada sobre este asunto en los medios de comunicación más allá del chascarrillo o la gracieta. Puede que sea muy normal para una sociedad tan acrítica como la que nos ha tocado pero a mi me chirría a la vista. Para nuestros lectores extranjeros daremos coordenadas de situación. El pasado 11 de marzo se conmemoraba en Madrid el cuarto aniversario de la matanza-asesinato-magnicidio, el mayor atentado terrorista de la historia de España, con un sencillo homenaje a las 194 víctimas mortales y sus familias. Se celebró en la estación de Atocha, epicentro de la tragedia donde hay un monumento conmemorativo, con presencia de las más altas instituciones del Estado y los reyes. El acto fue muy sencillo y constó de una ofrenda floral y la interpretación de una pieza, "Da pacem domine", a cargo del coro de la capilla real de Madrid y Barcelona. Y allí estaba en mitad del coro la esposa del presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Sonsoles Espinosa. ¿No les chirría un poco a la vista? ¿No les parece que sólo por decencia estética y respeto a la sensibilidad de las víctimas y los ciudadanos se nos podría haber ahorrado el numerito? Puede que yo sea especialmente quisquilloso pero a mi me ha llamado mucho la atención. Con una oposición como la que tenemos, más preocupada en que no le hagan la cama que en controlar al gobierno, dentro de poco veremos al presidente del gobierno presentando el telediario en TVE. Tiempo al tiempo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya tanto que chirría por todas partes.. es más, sinceramente no he seguido demasiado los actos del 11M, ni he asistido a las últimas concentraciones... no porque no condene los atentados, sino porque ya vale de tanto figurín y de figurar... y pongámosnos a rezar...
(y no soy la hna josefina)

Pepe dijo...

En cualquier democracia del mundo, si eso lo hace la mujer de un presidente del gobierno la oposición pediría su dimisión. ¿Quién paga los excesos del matrimonio Zeta? Es una verguenza.

Anónimo dijo...

Para empezar, es "pongámonos" (y eso q se pueden hacer las dos cosas) y para acabar, lo q ya vale, es, dejar en paz a la hermana Josefina, q es una comentarista más de este blog, un poco de respeto.
Esto va dirigido al anónimo del primer comentario, q por la redacción y opinión no creo q sea mayor de edad.