domingo, 9 de agosto de 2009

EDITH STEIN

Cuesta entender que todavía no se le haya ocurrido a ningún renombrado director de cine norteamericano del momento llevar a la gran pantalla la vida de esta grandiosa mujer en una magna superproducción hollywoodiense. Sin duda sería un éxito mundial de crítica, público y taquilla ya que su existencia cuenta con todos los ingredientes para configurar una buena y atractiva historia. Edith Stein, cuya festividad se conmemora este domingo, tiene una biografía prodigiosa y muy interesante para nuestro tiempo. Mujer, intelectual, atea, filósofa, judía, carmelita, santa y mártir en el campo de concentración de Auzwichtz. Por el momento habrá que conformarse con la película italiana que se hizo en 1997 bajo el título “Settima Stanza” dirigida por Márta Mészáros y magistralmente interpretada por la gran actriz Maia Morgestern, en el papel protagonista, a la que pertenece esta dura escena final. Cuando la vean no se olviden del subtítulo que lleva el film: “el amor vence al miedo”.