miércoles, 14 de febrero de 2007

ENVALENTONADOS

En un día como el de hoy prefiero no entrar en polémicas del tipo "Eso de San Valentín es un invento de los Centros Comerciales y de El Corte Inglés", "El amor y el cariño hay que demostrarlo todos los días de la vida y no en una fecha concreta", "Una rosa es la mejor forma de decir que le quieres" o "Para ser original en un 14 de febrero no hay que hacer nada extraordinario con tu pareja, sólo dile que le quieres". Bombones, rosas, joyas, escapadas, detalles, sorpresas, cenas con velitas, poemas de encargo por internet, libros de autoayuda... forman parte del rastro arqueológico de la feria de las vulgaridades en las que ha acabado convertido el amor humano en nuestros días. Me quedo con algo que encontré el otro día curioseando en el puesto más escondido de una feria de libros antiguos que se está celebrando en la ciudad en la que vivo y no vivo. En un agrietado, amarillento y empolvecido ejemplar de la "Historia de la Salvación Humana" del escritor británico J.K Hamilgnton Clouckse, en la página 483 se puede leer: "De la calidad, empeño, laboriosidad, genialidad, imaginación, constancia y sacrificio que se ponga en cada una de las relaciones amorosas entre el hombre y la mujer dependerá definitivamente la Salvación de este mundo".

1 comentario:

José Luis Chordi dijo...

Muy bueno, Javier, pero que muy bueno. Ánimo, y desenpolvar libros donde quedan frases como esta que si merecen una una flor como en San Jordi