lunes, 13 de junio de 2011

"TE PUEDE PASAR A TI" NUEVO DOCUMENTAL SOBRE CONVERSOS DE JUAN MANUEL COTELO

Juan Manuel Cotelo ha estrenado este fin de semana su nueva película-documentalTe puede pasar a ti” en el III Congreso Telógico Pastoral de la Diócesis de Coria Cáceres. Cotelo es periodista, actor y director de cine (El sudor de los ruiseñores). Es premio al mejor guión del Festival de San Sebastián y entre sus trabajos figura "La Última Cima" que ha sido el documental revelación del año pasado en la cartelera. Su nueva película trata el tema de los “conversos” actuales. En una reciente entrevista, cuando aún el documental era un proyecto, decía: "La idea surgió de un encuentro casual. Una persona, en la calle, me identificó como actor y me prestó un libro en el que una princesa italiana hablaba de su conversión. La historia me impresionó e inmediatamente traté de localizar a la autora. Tardé ocho meses en lograr que me recibiera. Desde entonces hasta hoy, lo cómico es que he dado casualmente con doce conversos, de ocho países diferentes, a los que no he buscado. Cuando he sido yo quien tomara la iniciativa para dar con alguien, no lo he conseguido. Los conversos no son “intelectuales” alejados del mundo real en el que vivimos: Al empezar este trabajo comprobé cómo la literatura sobre conversos se reduce casi exclusivamente a historias de intelectuales conversos, de personas muy, muy listas. Como si se hubiera querido defender la idea de que hay gente inteligente que encontró la fe… que la fe no es para imbéciles o tarados. Sin embargo, no dejan de ser modelos alejados del común de los mortales, que no somos especialmente listos". Este mismo fin de semana Cotelo comenzaba un nuevo blog sobre su “documental conversos” donde en su primera y única entrada hasta el momento dice: "La cosa va de conversos, pero aquí no huele a sacristía. Esto huele a vida callejera, a fin de semana, a cigarro y botellón, a oficina, a diversiones con los amigos, a contrato-basura, a playa y montaña, a familia rota... Esto huele a vida real, cotidiana, normalita. Con todo lo bueno y lo malo". De hecho, los testimonios que se ha encontrado son realmente significativos: Uno de ellos era el líder de una pandilla de delincuentes en Medellín, Colombia. Hoy es sacerdote. El día en que anunció a la pandilla que se había hecho cristiano, le dijeron: “Estás muerto. Te has pasado al enemigo.” Otro es homosexual y ejerció la prostitución en ciudades de México y en Los Ángeles. Hoy dirige un grupo de oración, con noventa homosexuales y lesbianas. Es fácil imaginar los problemas que tuvo antes y después de su conversión. Otra era empresaria, pertenecía a la masonería y predicaba contra la Iglesia Católica. Se divorció dos veces, abortó otras tres. Otra vivía en Barcelona en una comuna punky. En fin… para todos supuso un cambio radical y todos reconocen hoy que les mereció la pena cualquier dificultad, porque no se compara con la paz encontrada. En cualquier caso, las dificultades mayores no son externas, sino la lucha contra los propios hábitos. Por ejemplo, alguien acostumbrado a mentir, a difamar, a calumniar… cuando comprende que no debe comportarse así, que Cristo le pide amor en vez de venganza… se juega ser o no cristiano en cómo actúa, no en cómo piensa. "El cristianismo no es un examen teórico, es cien por cien práctico".