jueves, 28 de abril de 2011

UN RELIGIOSO CATALÁN BAUTIZADO COMO "EL BUEN SAMARITANO" TRAS PROTAGONIZAR UN TRASPLANTE DE RIÑÓN VOLUNTARIO



Lo leo en el diario ABC. No sabemos su nombre, tampoco su edad exacta (aunque por la apariencia de sus manos podría rondar los sesenta), pero se ha convertido en un héroe para otras cinco personas. Gracias a este «buen samaritano» se ha podido realizar en España la primera cadena de trasplante de riñón entre vivos. En su caso, la figura bíblica cobra más sentido que nunca pues el donante iniciador de la cadena es «un hombre de Dios», miembro de una congregación religiosa. La idea de donar un riñón a un extraño no surgió de un día para otro. Hace años, el religioso catalán estuvo preso en una cárcel de un país latinoamericano, «por razones administrativas, que no delictivas», como matiza él mismo en este vídeo en el que no se le puede ver el rostro (los donantes son siempre anónimos); donde se hablaba del tráfico de órganos humanos. «Este fue el punto de partida y de reflexión profunda que me ha llevado a la donación del riñón», asegura este hermano barcelonés.Cuando le preguntan como se siente tras la donación, bromea: «Personalmente, me siento más ligero». Chistes aparte, este «buen samaritano», afirma que "la calidad y el sentido de esta donación suepera con creces cualquier agradecimiento. Soy religioso y dando recibo muchísimo más que el que recibe". Para hacer entender los motivos que le han llevado a realizar un acto tan generoso, ha puesto de ejemplo a Teresa de Calcuta: «En una entrevista, el periodista le dijo que no haría el trabajo que ella hacía ni por un millón de dólares, a lo que la religiosa contestó que ella tampoco lo haría, pues lo hacía por amor a Dios. A mí me ocurre lo mismo, solo que ella dedicó toda la vida y yo solo unos días".