viernes, 16 de julio de 2010

RICHARD RUDD: "ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE"




Tal y como cuenta el diario ABC un paciente británico en coma ha conseguido librarse de una muerte segura gracias a un parpadeo realizado en el último momento, cuando los médicos ya iban a desconectarle de la máquina que lo mantenía con vida. Richard Rudd, de 43 años y con dos hijas adolescentes, quedó en coma y totalmente paralizado tras un accidente de moto. En el pasado, había manifestado que si alguna vez se encontraba en una situación parecida preferiría no seguir viviendo, por lo que su familia estaba desesperada y no sabía qué hacer. Al final, su padre decidió dar permiso a los médicos del hospital de Addenbrooke, en el condado de Cambridgeshire, para que desconectaran la máquina, según informaba en la noche de este martes, 13 de julio, un programa especial de la BBC. Sin embargo, en el último momento, el hombre intentó manifestar su deseo de seguir viviendo y los médicos se percataron de que el paciente, que hasta aquel momento no había respondido a ningún estímulo externo, podía parpadear y parecía capaz de establecer algún tipo de comunicación mediante gestos. Para asegurarse, le llegaron a preguntar en tres ocasiones si quería seguir viviendo y en las tres ocasiones Rudd asintió con tres parpadeos de sus ojos, haciendo evidente su deseo de vivir a pesar de las limitaciones. De todo ello han transcurrido ya nueves meses, y ahora el paciente puede mover la cabeza y sonreír a sus familiares. Ha sido trasladado a otra unidad del hospital, donde los especialistas le enseñarán a comunicarse con los ojos, los músculos faciales y la lengua. Vea aquí en inglés la primera, segunda y tercera parte del reportaje de la BBC.